Cotuí, Juan Sánchez Ramírez : República Dominicana

 

Sánchez Ramírez es una de las 32 provincias de la República Dominicana. Fue creada al dividirse la provincia de Duarte en 1952 . Se le dio el nombre del Brigadier Juan Sánchez Ramírez, héroe de la batalla de Palo Hincado en 1808 en la cual los rebeldes españoles vencieron las fuerzas de ocupación francesa. Tiene los Municipios de: Cevicos, Cotuí y Fantino.

Los distritos municipales son: La Cueva y La Mata. Aunque hubo una élite española, explotadora de las ricas minas de oro de Cotuí, los sectores populares, descendientes de negros congos africanos, terminaron adueñándose del carnaval, convirtiéndolo en uno de los más ricos creadores y democráticos del país, donde el pueblo es su principal protagonista.

Aunque habían personajes de carnaval, como por ejemplo: El Muñeco, Los Tiznaos, comunes a otros lugares del país, en él va a surgir una variedad muy particular como son:

     El Medio Día La Litera

     El Muerto con su plegaria

     La Culebra y los siete pecados

     El General Cocotico

     La Muerte en zancos

 

 

 

 

Historia de Cotuí

Lo que es hoy la provincia Sánchez Ramírez, se inicia con la fundación de Cotuí, su municipio cabecera, que conforme a la obra "La Mejorada Villa del Cotuy", cuyo autor es Francisco A. Rincón, esta población fue la décima de 17 villas que mandó a poblar el comendador mayor Fray Nicolás de Ovando mientras era gobernador de la colonia entre 1502 y 1509.

Dice además en su libro que la fundación de Cotuí se debió a la abundante cantidad de oro encontrado en las minas ubicadas exactamente en el lugar donde existía una comunidad indígena llamada Cotoi, que era a la vez un Nitaíno del Cacicazgo de Maguá. Los conquistadores destruyeron el Nitaíno y fundaron sobre sus ruinas una comunidad española en 1505, bautizándola con el mismo nombre Cotuí, convirtiendo a los indios en esclavos con el fin de usar su mano de obra en la explotación del preciado metal.

Sin embargo, la fundación de Cotuí no fue un hecho al azar, ya que la elección de esta villa respondía a un objetivo básico y a un interés específico, fue el interés que motivó a los soberanos españoles a otorgar su respaldo al proyecto de Colón, el cual consistía en cruzar el gran océano en busca de oro y especias, ambas cosas muy necesarias en aquella época para la vida de los pueblos de Europa, y precisamente oro había en abundancia en esta aldea ubicada en el mismo corazón del Cibao.

Pocos años después de su fundación Cotuí exhibía característica de ciudad, Álvaro de Castro, un personaje, por cierto muy controversial, conforme a Mario Concepción en su obra: "La Concepción de La Vega", se atribuyó la construcción de la primera iglesia de Cotuí, dijo además que fue el primero que puso en la iglesia de la pequeña población el santísimo sacramento y celebró la primera misa.

Parece, de acuerdo a lo expuesto por el historiador dominicano Leonidas García Lluberes en la página 43 de su obra: "Crítica Histórica", que en el 1514 o 1515, Cotuí padeció un decaimiento, lo que se le atribuye a la extinción prematura de los indios en las labores de las minas, pero debido al gran trabajo de los esclavos africanos, ya para 1519 Cotuí había resucitado mejorada, rebautizándose con este nombre de La Mejorada. Por el motivo ya citado y porque fue el padre Jerónimo Fray Luis de Figueroa quien la denominó así debido a que era el nombre de un monasterio en España del cual él (Figueroa) era el Prior.

En 1533 Cotuí adquirió categoría de villa, entonces comenzó a conocerse como La Villa Mejorada del Cotuí. A mediados del siglo XVI La Mejorada del Cotuí fue azotada por una plaga de hormigas, la cual ya había matado algunos niños recién nacidos, Carlos Nouel, en su "Historia Eclesiástica de Santo Domingo" se refiere a este aspecto. Estas calamidades fueron acompañadas de la necesidad perentoria de los cotuisanos de alimentarse, entonces buscaron en la tierra nuevo medio de producción, y como la tierra minera no era apta para la agricultura, no tuvieron otra alternativa que abandonar el lugar, realizando un asentamiento definitivo en una sabana aproximadamente a dos millas del río Yuna, exactamente donde está ubicado en la actualidad.

En el siglo XVI, el historiador Nieto Valcácer realizó una minuciosa investigación en este lugar por orden de la monarquía española, según comenta Rincón en su obra Página 29, dio el informe de que encontró las ruinas de una ciudad española que daban señales inequívocas de que allí se había originado un fenómeno telúrico devastador, por tanto no se puede descartar la hipótesis, continúa Rincón, que el terremoto que destruyó la ciudad de La Concepción de La Vega en 1562, fuera el mismo que terminara de destruir La Villa del Cotuí y provocara el hundimiento de sus minas.

A mediados del siglo XVII, Cotuí se había convertido en una de las principales ciudades de la parte norte de la Isla de Santo Domingo, sus moradores al darse cuenta que tenían mucho en común con los demás pueblos del territorio isleño, fueron de los primeros que se levantaron en defensa de la nacionalidad. En mayo de 1655 Santo Domingo fue invadido por más de diez mil ingleses, con el objetivo de tomar por asalto la capital y luego apoderarse de toda la isla. Treinta y siete especializados lanceros cotuisanos se trasladaron a Santo Domingo a defender la ciudad, ellos fueron: el Alférez don Álvaro Otáñez, Blas Pérez, Francisco Matheo, Antonio Suárez Otáñez, Don Alonso de Joan de León, Andrés Hernández, Diego Monegro, Joseph Reinoso, Cristóbal Reinoso, Asencio Méndez, Julio Martín Benito, Julio Díaz Pizaña, Luis Daza, Diego Rodríguez, Hernando Gallego, Gaspar de Peralta, Luis Germán Francisco Pérez, Andrés de Rivera, Cristóbal Louis, Jerónimo Hernández Gallego, Andrés Hernández, Juan de la Torre, Francisco Ruiz, Diego Pimentel, Don Julio Gallegos, Pedro Sánchez Raya, Antonio de Mendoza y Luis García.

La audacia y el valor de hombres decididos volvió a manifestarse en los cotuisanos, 18 años después que la furia de sus espadas hicieran estragos en los predios invasores para impedir que se tomara por asalto la ciudad de Santo Domingo.

Para el año 1673, las principales ciudades de la región: Santiago, La Vega y El Cotuí habían sido sometidas a constantes agresiones de filibusteros, los cuales instalaron su base en la Isla Tortuga y lograron apoderarse de Samaná, donde podían llevar a cabo sus actividades vandálicas contra estas tres ciudades del Cibao. Cansados de las frecuentes incursiones de estos intrusos, los cotuisanos decidieron expulsarlos a sangre y fuego de Samaná, ya que los invasores habían establecido una especie de colonia en este lugar encabezados por su comandante Beltrán Ogeron, quien no tuvo más remedio que abandonar el codiciado territorio.

Otra gran hazaña de los cotuisanos fue su participación masiva y decidida en la gloriosa batalla de Palo Hincado el 7 de noviembre de 1808. El brigadier nativo de Cotuí fue a la lucha acompañado de más de un centenar de cotuisanos a la cabeza de los cuales iba su hermano Remigio Sánchez Ramírez y Bernardino Suárez. Juan Sánchez Ramírez se colocó como líder de los dominicanos para derrotar a los franceses en la memorable batalla, luego bajo su dirección los dominicanos arrojaron a los extranjeros de este territorio, mediante la lucha histórica denominada La Reconquista, porque los dominicanos en este proceso reconquistaron su nacionalidad y preservaron su identidad.

Juan Sánchez Ramírez nació en 1762 en la casa de sus padres frente a la Plaza de Arma en el centro de la ciudad de Cotuí. Era su padre Miguel Sánchez, rico terrateniente de la época y destacado oficial de milicias, ocupó por varios años la Comandancia de Arma de Cotuí y Francisca Ramírez su madre, además otro hermano de Juan Sánchez Ramírez fue Rafael Sánchez Ramírez, Juez de Paz en Cotuí el año 1825, (datos localizados en el archivo del Palacio de Justicia de Cotuí). El brigadier casó en la parroquia Inmaculada Concepción de Cotuí con Josefa Pichardo y Delmonte, del matrimonio nacieron dos hijos, Juana y luego José, ambos bautizados en la indicada parroquia.

En la lucha por la Independencia y luego por la Restauración de la República, también se destacaron un sin número de cotuisanos, los más notables fueron: el Presbítero Juan Puigvert, coronel José Valverde, Basilio Gavilán, Esteban Adames, Francisco Suriel, José Epifanio Márquez y Tomás Castillo. El 24 de junio del 1844, Cotuí recibió la honorable visita del Padre de la Patria Juan Pablo Duarte y Diez.

 

Carnaval

El carnaval cotuisano es uno de los más antiguos del país, la diversidad de sus personajes, sus características y demás elementos importantes, ligan de manera irrevocable esta festividad a la época colonial de la cual Cotuí no puede ser ajeno, pues este pueblo acaba de celebrar su quinto centenario. Pero es justo reconocer que el carnaval de Cotuí aunque desciende de España como todas las tradiciones carnavalescas dominicanas, por ser Cotuí un pueblo minero desde su fundación aquí llegaron los primeros esclavos africanos, luego del cierre de las minas formaron partes del núcleo poblacional de La Mejorada Villa, abrazándola con su influencia cultural e impregnando el carnaval cotuisano de origen hispano con la rica costumbre africana.

El personaje más importante de este carnaval es el Papelús porque constituye su identidad carnavalesca, pero además hay otros no menos importantes como: El Platanús, El Murciélago, El Fundús, El Medio Día, La Culebra y los siete pecados, Satán y El Chiquito Afuera y el Grande Tapado. Así mismo han surgido personajes en vida como Juampa, quien se viste de distintas formas cada año, de hombre vaina, el Papelús alado y otras. Juampa con estos personajes igual que el carnaval de Cotuí han conquistado innumerables premios nacionales y provinciales.

Uno de los carnavaleros más famosos de Cotuí se conocía por el apodo de Patón o Pateca, un fino artesano de caretas y disfraces, hace aproximadamente dos décadas que falleció, cuando se acercaba la temporada de carnaval, Patón era el primero de los artesanos de Cotuí que montaba su exposición de caretas de diablo cojuelo con dientes de oro: Pico de Cotorra, Creta de gallo y trompa de puerco. Patón además se disfrazaba de murciélago. Otro carnavalero destacado y digno representante del carnaval cotuisano, es Jesús María Estévez, artesano de caretas y disfraces, con más de cincuenta años dedicados a estas labores folclóricas. En la actualidad se dedica a representar a su grupo de platanuses, por su gran labor cultural la Secretaría Estado de Cultura le rindió un homenaje

 

Otras actividades culturales

La fiesta del Espíritu Santo se celebra entre los meses de mayo y junio de cada año en Cotuí, es otro de los elementos culturales de gran arraigo, su celebración se remonta al siglo XVI,lo que la convierte en la primera cofradía del Espíritu Santo que se funda en el país. Es un sincretismo, ya que en esta celebración se le rinde homenaje a un santo católico basado en la influencia de los rituales africanos, amenizados por los bailes y los cantos de los palos o atabales.

 

Las Fiestas de La Inmaculada

Desde los primeros tiempos de la fundación de Cotuí, la virgen Inmaculada Concepción ha sido la patrona de la ciudad. Emilio Rodríguez Demorizi en su obra: Música y Baile en Santo Domingo, recogió unos datos inéditos del Padre Pùigvert (Cura de la Parroquia de Cotuí de 1836 hasta 1886) los cuales se refieren al baile popular de aquella época llamado el Fandango, y dice que se bailaba mucho para celebrar la fiesta de nuestra señora de La Concepción.

Este relato de Puigvert nos da una idea clara de que ya en aquella época antes y después de la Independencia se celebraban las patronales en Cotuí en honor a la Inmaculada. Unas cuatro décadas atrás, en Cotuí se celebraban las patronales de una forma muy sencilla comparada con la celebración pomposa que se realiza en la actualidad.

Comenzando el día 30 de noviembre después que finalizaba la misa, la banda de música alegraba a los concurrentes con un concierto de merengues navideños, al tiempo que se lanzaban fuegos artificiales, constituyendo una grata emoción especialmente para los niños y las demás personas porque pasaban un momento muy agradable. Por otro lado el público disfrutaba de los globos gigantes confeccionados por el cotuisano Fonso Ureña, estos globos subían tan alto que en otras comunidades creían que eran objetos voladores no identificados (OVNI). A partir de 1982,Francisco Rincón agregó a la celebración de estas fiestas patronales, un certamen para elegir la reina de esta festividad, Corisandra Abreu fue elegida primera reina de ese reinado y la virreina resultó la señorita Jackelyn Ramos.

 

Arte

Desde la década de 1970, las actividades artísticas se han desarrollado en Cotuí de manera progresiva, debido principalmente al surgimiento del grupo La Zafra, organización cultural fundada por Bienvenido Mejía. De la Zafra han brotado diferentes artistas del pincel encabezados por Juan Bravo, Valentín Acosta, Francis Robles y Dalis Jáquez, así mismo como escultor se ha destacado Rubén Sánchez, quien se ha encargado de esculpir casi todas las obras que hoy exhibe la ciudad de Cotuí, como el busto de Juan Pablo Duarte en el Parque del mismo nombre, el que está en la plaza de ITECO, el indio Cotoi y el busto de Gregorio Luperón del parque Los Cocos.

Escritores Cotuisanos :

Reynaldo Disla, Dramaturgo, Actor y Cuentista; estudió filosofía y letras en la UASD, es uno de los pioneros del teatro de calle y el teatro de títeres en el país. Obtuvo el premio nacional de literatura en 1978 con la pieza dramática Capítulo 72, también obtuvo dicho premio en el año siguiente 1979 y el premio nacional de literatura en 1993 por el cuento Función de Hastío. Ha dirigido alrededor de 30 piezas teatrales y ha actuado en más de 40 montajes.

El mayor exponente del arte pictórico cotuisano es José Rincón Mora, quien es además un finísimo artista del vitral sagrado, es uno de los pintores más importantes de la República Dominicana, lo que llena de orgullo la provincia Sánchez Ramírez, sus obras engalanan diferentes organismos y residencias no sólo del país sino, de Europa, una de sus obras más famosas es un mural del salón principal de la Suprema Corte de Justicia: "Siete Pecados Capitales".

Además de buenos y famosos pintores y escultores Cotuí es cuna del afamado cantante y compositor Manuel Jiménez, quien ha puesto en alto su provincia tanto a nivel nacional como internacional. Es de Cotuí, José Peña Suazo, intérprete y compositor, director de la Banda Gorda, el canta-autor Juan Lanfranco, además el bachatero y compositor Joe Veras..

 

Deporte

La provincia Sánchez Ramírez no se queda atrás en las disciplinas deportivas, sobre todo en béisbol el deporte rey del país. En 1999 esta provincia ganó el campeonato nacional de béisbol doble A. El primer pelotero firmado como profesional fue el estelar lanzador Farilo Abreu de la década de 1960. En la actualidad la provincia tiene varios lanzadores y jugadores en grandes ligas, encabezados por: Ramón Ortiz, Duaner Sánchez, Wilton Abreu y José Capellán; así como también Ronny Belliard.

En boxeo también los sanchezramirences se han destacado: Isidro Mosquea, participó en los Juegos Panamericanos y se llevó la medalla de plata, Rogelito Martínez ha obtenido varias medallas de oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como Francisco García, peso completo quien ha recorrido el mundo como boxeador amateur, enorgulleciendo a toda la provincia.

 

Las Guácaras Taínas

Muchas provincias de la República Dominicana poseen estas cavernas, producto de la formación geológica de la tierra, pero dudamos que algunas de ellas se comparen, sobre todo en su importancia arqueológica e histórica con las que existen en Sánchez Ramírez. Sólo mencionaremos dos, ellas son: El Hoyo de Sanabe y la guácara del Comedero, la primera se encuentra en un pequeño islote ubicado en medio del lago de la Presa de Hatillo, antes de la construcción de la Presa era conocida como la guácara del Peñón de la Sabana, dicen los arqueólogos, que parece que allí los aborígenes rindieron culto a la naturaleza inmolando niños de 12 a 14 años, ya que se encontraron en una investigación realizada, esqueletos humanos de aproximadamente esas edades, además esta caverna contiene pictografías de gran importancia, nos referimos a los siameses, constituyendo el mayor mural de pictografías taínas detectado hasta el momento en el país, y cerca de éstos un cuadrúpedo que algunos entendidos confirman que es un jaguar, entre otros animales que adornan las paredes de la guácara conocida como el gran templo taíno de la Isla.

Con respecto a la guácara del Comedero, posee en sus paredes unos jeroglíficos que parecen esculpidos a cincel, y cruces en forma de laberinto, que conforme a los arqueólogos significan o expresan los meses lluviosos del calendario taíno, lluvia que tanto bien hacían a sus cosechas, la diversidad de cruces debe interpretarse como los diversos meses que suelen ocurrir más frecuentemente las lluvias o las épocas en que las lluvias son periódicas

 

Maestros Destacados

A finales del siglo XIX sobresale Eliseo de Peña, en los años veinte del mismo siglo se distinguen: Carlos Jiménez y su hermana Elena Jiménez, más adelante en las décadas del treinta y cuarenta: Ramón Reynoso, Sulo Peña, Gloria Rincón, Apolinar Reyes, Manuel Morillo, Consuelo González y Silvia Reyes, luego se destacan, como fundadores del primer Liceo Nocturno en 1945: Ramón Oviedo Adames y Francisco Núñez Jerez (Lión). Cuando el Liceo fue oficializado, su primer director lo fue Miguel Angel García (Tatico), otros buenos educadores de este Liceo fueron: José Altagracia Matos Dotel, Ana Antonia Manzueta y Francisco Reyes Rincón.

En la escuela primaria se distinguen: Doña Elvira Mauricio, Doña Elersia Morales y Doña Ana Martina José. En la actualidad se destacan: Ramón Antonio Pérez (Polo) director del Liceo Francisco Henríquez y Carvajal, Doña Zulima Rivas de Castillo y Legia Altagracia Lanfranco de Rincón, consideradas ambas como maestras de maestros, ya que en una oportunidad fueron seleccionadas por la Secretaría de Educación para impartir un curso taller a fin de poner en vigencia las modificaciones en los programas educativos en el área de Lengua Española; además Legia Lanfranco después de permanecer más de veinte años impartiendo Lengua Española, decidió estudiar Orientación en la UASD, cuando se graduó obtuvo todos los honores y los méritos entre todos los graduandos siendo favorecida con varias distinciones por la más antigua universidad del Nuevo Mundo, ahora tiene más de treinta años en el magisterio.

Entre los educadores más destacados de la Provincia Sánchez Ramírez, sobresale otra gran intelectual cotuisana, nos referimos a la Licda. Esclarecida Núñez de Almonte, actual rectora del Instituto Tecnológico del Cibao Oriental, ITECO, quien desde hace unos años lleva sobre sus hombros la educación superior en este primer y único Centro Universitario de la provincia, cuyos frutos resaltan a la vista, sus egresados, hoy 25 años de su fundación contribuyen de manera real y efectiva con el desarrollo de toda la provincia y parte de la región, sobre todo, en la gestión dinámica y tesonera de su rectora magnífica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


Cuatriboliao :

Las Ciguapas: Son de tez morena, de ojos negros y rasgados, de pelo suave y lustroso, tan largo que es la única vestimenta de su cuerpo a la intemperie.

La Bachata :    La bachata constituía una forma de recreación popular: una fiesta que se realizaba en cualquier patio, bajo la sombra de un árbol callejero..

Dominicano: Los dominicanos están entre ustedes pero no son de ustedes.  Los dominicanos beben en la misma copa la alegría y la amargura.

Curiosas :  Las Fotos mas curiosas jamás vista todos los días, veamos algunas de ellas. .

Ilusiones Ópticas  Las Ilusiones ópticas mas controversiales y enigmáticas del mundo.

Platos Típicos :   Los platos y las comidas típicas de la Republica Dominicana.

Prestaciones Laborales :    Si trabajas en Republica Dominicana y te despiden, revisa bien tus prestaciones.

Santo Cerro :   La primera piedra de la actual Iglesia la puso, Mons. Fray Roque Cochía, el dia 7 de agosto del 1880..

UASD :  La Universidad Autónoma de Santo Domingo es una universidad pública de la República Dominicana, y la única universidad estatal en el país.

Loma Miranda :   Es un montículo del extremo nororiental de la cordillera Central, considerado el segundo asiento más importante y valioso de la isla La Española.

Orlando Martínez :   Brillante periodista, militante revolucionario ejemplar fue asesinado el 17 de marzo de 1975, aproximadamente a las 7:00pm.

Gregorio Luperón :  Una de las más relevantes figuras del escenario histórico dominicano: Patriota, militar y político. Nació el 8 de septiembre de 1839 en Puerto Plata.

Pedro Santana,  Militar y Político. Nació en la comunidad de Hincha-El Seibo. Hijo de Pedro Santana y Petronila Familias.